Crystal Vance

Poeta Local: Crystal Vance

14 April, 2022

Agua de Coco

(para leer vertiendo agua de un vaso a otro)

Tus ojos me clavan

mientras vacías vaso más jarra

de agua de coco

al piso

maligna tu mirada.

Quebré cada jade a puño y machete

fantasia mia servirte un vaso

me hundo en hubieses

aguantando tu altivez

y a la vez mi sed.

Cámara lenta 

tu disgusto se derrama sobre suelos de madera

desde el sillón

observo la cascada de agua plateada

naufragar nuestra casa rosada.

Sumo lo ocurrido desde entonces y aun

esta zozobra sobresale más que tus amenazas

salgo al patio

salgo al mar

agua salada en mi paladar.

Hoy no me importa

que volcaste el vaso

yo soy mi propia agua

y he aprendido

servir

solo a mí misma.

 

Avalancha 

(para leer mientras quebrando una rama de árbol)

 

Conozco el sonido de árboles cayéndose

primero un                                                                                   crack 

cuartea el silencio

luego 

un avalancha de ramas fracturadas 

columnas rajadas 

hojas cascadas

crescendo

roce

arrase

truenos de rama y tronco.

 

Conozco el sonido de árboles cayéndose

de aves hurtadas de sus puntas 

elevadas por el último palpitar del árbol

una danza sincronizada 

de rabia

su hábitat

su hogar

seno de semilla y sol

arrebatado por manos de metal.

 

Conozco el sonido de árboles cayéndose

no

conozco el sonido de árbolas asesinadas

preguntándose por qué

sus muertes solo importan

cuando dichas en cifras

la materia es energía es vibración

todo ya es sonido

¿por qué son cuestionadas las árbolas?

siempre cuestionadas.

Si un árbol se cae

no

¿Si una árbola es asesinada

y nadie la escucha?

 

Conozco el sonido de árbolas asesinadas

hechas leña por frondosas

por no dar fruta

por ubicación

por magníficas.

Conozco el sonido de árbolas asesinadas

suena como casa

suena como botellas estrelladas sobre banquetas agrietadas

pariendo cosmos

testiga de la guerra sucia

escucho la discordia

de cuerpas astilladas

la mía y miles

por manos y maquinaria

un grito global

un eco eterno 

la esperanza es verbo

la esperanza es praxis.

pero a mí

me falta disciplina

hay días 

que sólo sueño con sangre

escribo sangre

hablo sangre

repito sangre

hoyo negro de cemento eterno

neza y toda la ciudad.

Conozco el sonido de árbolas asesinadas

y aún

me paro a la par de ellas

sin pregunta

la materia no puede ser creada

ni destruida

solo transformada

y nosotras 

no hacemos simplemente un sonido

cuando caidas

cuando demolidas

cuando asesinadas

hacemos avalancha.

 


Crystal Vance Guerra

Es una poeta, historiadora y educadora chicana que vive entre Chicago, EEUU, y Nezahualcóyotl, Edo. de México. Su poesía es latinoamericanista de raíz, muchas veces spanglish en expresión, y escrita para ser leída en voz alta. Crystal es co-fundadora del único slam de poesía en español de Chicago, Slam Diáspora, que reúne a poetas Latinx en los EEUU y poetas de Latinoamérica, para fomentar la unidad entre nuestras comunidades artísticas a pesar de las fronteras.